PICOR EN EL ANO: UN MOLESTO VISITANTE

¿Qué es el prurito anal?

El picor o prurito anal es una afección de la piel de la zona anal. El picor puede empeorar durante la noche o después de una defecación. Con frecuencia el acto de rascarse la zona empeora la irritación y el picor en vez de aliviarlo. El rascado con las uñas puede resultar en daño a la piel o en infección sobreañadida en la zona. Si el ciclo de picor-rascarse persiste, puede llevar a un incomodidad extrema, dolor, y sensación de quemazón.

¿Qué puede causar el picor anal?

Las causas de esta situación son variadas y en ocasiones se solapan, dada la angustia que genera y la automedicación subsequente.

El uso de jabones agresivos, las toallitas húmedas, papel higiénico áspero..son algunos de los desencadenantes. A veces, en pacientes con pieles muy sensibles, el exceso de sudor, uso de ropa interior poco transpirable puede conllevar a una dermatitis de la zona perianal.

¿Cuáles son los tipos de prurito anal?

Hay dos tipos principales de prurito anal – primario y secundario.

  • Prurito anal primario (idiopático) – esta condición no tiene ninguna causa subyacente identificable. Este es el tipo más común de prurito anal.
  • Prurito anal secundario – esta condición puede ser debida a muchas causas subyacentes diferentes. Pueden incluir infecciones, dermatitis por contacto o problemas de la piel, enfermedades sistémicas, y otros factores.

¿Es muy frecuente el prurito anal?

Se calcula que afecta del 1-5% de la población. El prurito anal es cerca de 4 veces más probable en hombres que en mujeres. El prurito anal primario o idiopático cuenta con la mayoría de los casos (cerca de 50-90%).

¿Qué causa el prurito anal?

La poca higiene NO siempre suele ser la causa del prurito anal. Más bien, el sobreuso de jabones y otros productos tópicos para limpiar la zona anal o frotar con vigor con una toallita o con papel higiénico áspero puede causar irritación. El exceso de sudor o humedad pueden quedar atrapados en la zona anal si se lleva puesta ropa interior estrecha o ceñida. Algunos alimentos y bebidas, como bebidas con gas, bebidas con cafeína (café, té, colas) y alimentos picantes o ácidos (tomates, frutas cítricas) se han relacionado con esta condición. Defecar con frecuencia (diarrea) o infrecuentemente (estreñimiento) puede jugar un papel.

Otras causas de prurito anal incluyen: infecciones (bacterias, hongos, parásitos…); problemas dermatológicos de base (psoriasis, dermatitis atópicas, etc..); enfermedades sistémicas como puede ser la Diabetes Mellitus, problemas del tiroides, del hígado; afecciones colorrectales y anales como las hemorroides, fisuras,fistulas anales; efectos secundarios de medicamentos (orales y/o tópicos).. entre otras causas.

¿Cómo se diagnostica el prurito anal?

El diagnóstico es clínico, realizando una correcta historia clínica que incluya antecedentes, enfermedades de base y tratamientos médicos habituales, así como una exhaustiva exploración física de la zona.

En ocasiones será necesario una toma de muestra de piel para completar estudio y/o analíticas .

¿Cómo se trata el prurito anal?

fot-puicorNormalmente el tratamiento se enfoca en establecer y mantener una rutina adecuada para una higiene anal apropiada. Si se encuentra una causa secundaria o subyacente, el tratamiento dependerá de la condición en particular.

Acerca de Dra. Yaima Guerrero y Dra. Lucia Catot

Dra. Yaima Guerrero. Cirujana General y Digestiva. Superespecialista en Coloproctologia. Dra. Lucia Catot. Cirujana General y Digestiva. Superespecialista en Coloproctologia.
Esta entrada fue publicada en coloproctologia, dolor anal, enfermedad de transmisión sexual, fistula anal, fisura anal, hemorroide, incontinencia fecal, laser, noticias, proctologia, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.