Guía para realizar la Autoexploración de la mama

Las causas del cáncer de mama no se conocen exactamente, por lo que es difícil predecir quién lo va a padecer. El mejor método de prevención es seguir las directrices de exploración para la detección precoz recomendadas por la American Cancer Society (Sociedad Americana contra el Cáncer):

* De 20 a 39 años
Autoexploración mamaria mensual y exploración clínica mamaria cada tres años
* De 40 a 49 años
Autoexploración mamaria mensual, exploración clínica mamaria anual, mamografía cada 1 ó 2 años, primera mamografía hacia los 40 años
* De 50 años en adelante
Autoexploración mamaria mensual, exploración clínica mamaria anual, mamografía anual

Instrucciones para realizar autoexploraciones

La autoexploración mamaria puede intimidar al principio, pero a medida que vaya realizándolas, examinar su tejido mamario le resultará más familiar y cómodo. Cuando conozca el tacto y aspecto normales de sus pechos, será capaz de percibir los cambios que se produzcan. Es normal que los pechos presenten nódulos: si identifica sus propios “nódulos” naturales, podrá darse cuenta en caso de que haya algo diferente.

Preste atención al tamaño y forma de cada uno de los pechos, y a la posición de los pezones. Es normal que un pecho sea mayor que el otro. Los expertos recomiendan llevar a cabo la exploración sobre una semana después del periodo. Puede que desee consultar a su médico cuál es la mejor manera de llevar a cabo la exploración.

1. Túmbese con una almohada debajo del hombro derecho y coloque el brazo derecho detrás de la cabeza.
2. Con las yemas de los tres dedos centrales de la mano izquierda, busque los posibles nódulos del pecho derecho.
3. Pulse con firmeza para ver qué percibe en el pecho. Es normal que haya una protuberancia firme en la curva inferior de cada pecho. Si no está segura de cuánto tiene que presionar, consulte a su médico o a su enfermera.
4. Siga un patrón circular, de bandas verticales arriba y abajo o de radios desde el pezón hacia la base por todo el pecho. Asegúrese de que sigue siempre el mismo orden y procedimiento, cubra toda la superficie mamaria y recuerde la consistencia de cada pecho de mes en mes.
5. Repita la exploración en el pecho izquierdo con las yemas de los dedos de la mano derecha. (Coloque la almohada debajo del hombro izquierdo.)
6. Si detecta algún cambio, consulte a su médico de inmediato.
7. Repita la exploración de ambos pechos de pie, con un brazo detrás de la cabeza. La posición erguida facilita la exploración de las partes superior y exterior de los pechos (hacia la axila). En esta parte es donde se localiza más o menos la mitad de los cánceres de mama. Puede que prefiera realizar la exploración en posición erguida en la ducha. Algunos de los cambios del pecho se detectan más fácilmente cuando la piel está mojada y cubierta de jabón.

Para tener más seguridad, colóquese de pie enfrente del espejo justo después de la autoexploración mamaria mensual y compruebe que no hay hoyuelos en la piel, cambios en el pezón, enrojecimientos ni hinchazón.
Si detecta algún nódulo, engrosamiento o cambio, consulte a su médico de inmediato. La mayoría de los nódulos de la mama no son cancerosos, pero debe consultarlo para saberlo. Cuando se detectan tumores en las fases más tempranas, la tasa de supervivencia es casi del 100 %.

Consejos especiales para las mujeres con implantes

Si lleva implantes mamarios, debería efectuar una autoexploración mamaria al mes en el pecho en el que tenga el implante. Para hacerlo de forma efectiva, debería pedir a su cirujano que le ayude a distinguir el implante del tejido mamario.

Presione firmemente hacia dentro en los bordes del implante mamario de forma que sienta las costillas debajo y busque posibles nódulos o protuberancias. Sin embargo, si lleva un implante de solución salina, tenga cuidado de no manipular demasiado (es decir, de no estrujar) el domo del implante, lo que puede provocar una fuga de la válvula y hacer que el implante se desinfle. Cualquier nódulo nuevo o lesión sospechosa (llagas) debería evaluarse mediante una biopsia. Si se lleva a cabo una biopsia, se debe tener cuidado de no pinchar el implante.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.